miércoles, 15 de septiembre de 2010

La flauta mágica (I)

texto e ilustraciones, Georgina García-Mauriño
a partir de la ópera de W. A. Mozart


Canción de Papageno




En el bosque oscuro y frío
vivía el buen Papageno
que con plumas iba vestido
pues era el real pajarero








Con su flauta de fauno
que a pájaros sonaba
iba derramando alegría
por la noche estrellada.
Y los pájaros le seguían,
cantando todos a una
para llenar de contento
a la radiante reina Luna.





Pero Papageno
tenía una gran ilusión:
esperaba encontrar un día
una amiga pajarera
para hacerle compañía.





Así que salió del bosque
y se lanzó a la aventura.
Dejó pasar la noche
que era larga y oscura,
y entonces...







¡amaneció de colores!
Y vio que los colores del día,
la tierra y el cielo azul
brillantes honores rendían
al poderoso rey Sol.




Y Papageno a la luz del día
tras los pájaros corrií,
vio lo que antes no veía,
y a Papagena encontró,
que con plumas iba vestida
y a pájaros sonaba su voz.




Si sientes una gran ilusión y no encuentras lo que quieres a tu alrededor, búscalo con tesón. Pero abre los ojos bien, que a menudo no encontramos porque no sabemos ver.


W. A. Mozart - Die Zauberflote, K.620
Act. I. Aria de Papageno: Der Vogelfänger bin ich ja
Failoni Orchestra, Michael Halász
Georg Tichy, barítono

© del texto y las ilustraciones: Georgina García-Mauriño, 2008
© de esta edición: Cuéntame una ópera, 2008
© de la música: NAXOS, 1994

1 comentario:

  1. Acaso de pequeña me contarían pocos cuentos (casi ninguno) y será por eso que todavía me embelesan.

    Besos

    ResponderEliminar